Caso real: limpieza energética de una oficina o espacio de trabajo

Caso real: limpieza energética de una oficina o espacio de trabajo

Hoy quiero compartir  el caso de una limpieza energética de una oficina o espacio de trabajo que hice recientemente.

Antes que nada, y como no puede ser de otra manera, siempre preservo la privacidad y anonimato de las personas con quien trabajo. Contactó conmigo una persona que tiene un espacio de trabajo. Después de haber tenido unos cambios en su vida personal y profesional quería hacer una limpieza energética de ese espacio para iniciar una nueva etapa profesional.

Tras concertar una primera visita y conocernos, propuse hacer una armonización de energía tanto a ella como a sus espacios para conseguir asimilar esos cambios y que su espacio personal privado y profesional se reparara y reconstruyera.

Primero, el trabajo personal

Comencé con ella ya que es la persona que ahora asume toda la responsabilidad, es el motor de su vida y su trabajo. Se hizo una limpieza y reparación de los daños que habían ocasionado esos cambios. Se le propuso unas pautas y cambios de hábitos para modificar la dirección, hacer el cambio de rumbo hacia donde quería poner su vida. También se le ofrecieron complementos vitamínicos para ayudar a su organismo .

En su hogar también se realizó una armonización, habitación por habitación.  Se hicieron los cambios que sugería la nueva etapa que comenzaba, Se sacaron y tiraron objetos, otros se cambiaron de lugar, se aconsejó algunos cambios en el mobiliario (ver otro caso de limpieza energética de una casa familiar).

La persona descansó mucho mejor, tomó las riendas de su nueva etapa y sigue adelante, se encuentra a gusto en su hogar.

limpieza energética de una oficina o espacio de trabajo

Segundo, la limpieza energética de una oficina o espacio de trabajo

El lugar donde se hizo una gran modificación fue su espacio de trabajo. Allí estaba previsto hacer obras y reubicar las estancias. Se hizo un trabajo al respecto, toda una selección de materiales, ubicación de mesas, sustitución de objetos y sobretodo limpiar y neutralizar la energía que estaba estancada para despegar con la nueva etapa.

El resultado fue muy positivo: sus clientes notaron las mejoras, se respiraba un buen ambiente de tranquilidad, era acogedor y generaba bienestar.

Por qué hacer una limpieza de las energías de una casa o espacio

Cuando tenemos un cambio en la vida como separaciones, muertes de familiares, o cambios de casa, de trabajo…. O sencillamente experimentamos un cambio de vida por voluntad propia como nuevas parejas, nacimiento de hijos, viajes… es muy aconsejable hacer una armonización ya que hay cosas que ya no sirven.

Es sano que desaparezcan, que se vayan como lo viejo que representan. Es una liberación para que lo nuevo pueda llegar, entrar.

Como ejemplo citaremos que cuando crecemos tenemos que cambiar de zapatos, ya nos van pequeños y los cambiamos por otros que nos van a la medida.

La naturaleza nos muestra esos cambios cada año en otoño, después de haber recogido los frutos, los árboles se transforman dejando caer sus hojas que ya han hecho su función y tras pasar por el invierno, resurgir una nueva etapa con la primavera. También muchos animales cambian y se transforman a medida que van creciendo.

Nosotros somos también parte de esta naturaleza y la armonización de espacios, del hogar, nuestra armonización personal es ir con nuestra naturaleza.

Olga Campuzano

2017-09-25T16:19:24+00:00